Seguidores

Buscar este blog

miércoles, 9 de noviembre de 2011

VENGA QUE NOS VAMOS, EL VENCEJO REAL (APUS MELBA)



El domingo día 06 de Noviembre, todavía pude ver Vencejos reales (Apus melba), en una de las colonias de la comarca de La Serena (Badajoz), todavía en estas fechas había 45 individuos.

El vencejo real es el más grande de los vencejos, con más de medio metro de envergadura alar (de una punta del ala a la otra). En cuanto al plumaje es oscuro en toda la zona dorsal y blanco en la parte ventral, con una faja pectoral oscura.
Además del reclamo, que es muy diferente al de otros vencejos, lo más llamativo es su enorme tamaño. Ambos sexos son iguales.

Es una especie estival, que migra en otoño hacia sus cuarteles de invierno en el África ecuatorial.




El vencejo real cría en colonias, cortados rocosos, puentes, etc.. Construyendo un nido de barro con forma de taza, en grietas. Lo van recubriendo con todo tipo de objetos hallados en vuelo: lana, plumas, paja.... Por la mañana abandona la colonia para buscar alimento, regresando varias veces a lo largo del día, o al atardecer para pasar la noche en los nidos.

Su reproducción, son de hábito monogámico y presentan un solo periodo de reproducción al año. Durante el periodo de nidificacion cada pareja de reproductores presenta una sola puesta de 2 a 3 huevos que oscilan entre los 3,2 y 4,2 gramos. El tiempo de incubación es de 19 a 21 días. Las crías abandonan el nido hacia los 35 a 59 días de la eclosión. La madurez reproductiva es alcanzada a los dos años de edad.

Se alimentan de todo tipo de invertebrados que invaden el medio aéreo, a los que captura abriendo su boca.

Si los vencejos son las máquinas más perfectas para volar, pueden llegar a velocidades en vuelo de 170km/h, siendo hipnotizadora la velocidad y los cambios de sentido que le confiere a su vuelo en apenas unos metros, impresionando cuando entra a las grietas donde se localiza el nido a esa velocidad.